La actividad se realizó en el Auditorio 103 del Campus Recreo.

La Unidad de Inclusión junto a la Dirección de Cooperación Internacional y las Carreras de Psicología y Psicopedagía de la Universidad Viña del Mar (UVM), y en el marco del Proyecto MUSE UVM, realizaron una jornada con la mirada al desarrollo de la Educación Superior Inclusiva, la cual contó con la participación de más de 30 personas, donde se planteó la búsqueda implementar buenas prácticas de trabajo entre los estudiantes en situación de discapacidad y los profesores para un buen funcionamiento. Marcela Godoy, Jefa de la Unidad de Inclusión UVM, señaló que  “el propósito de esta jornada, es poder compartir buenas prácticas en Educación Superior Inclusiva, desde la mirada que nos aportó el Proyecto MUSE al compartir con otras Universidades de otros países socios del proyecto, como lo es la Universidad de Bolonia y la Universidad de Alicante, que son referentes en Europa hoy en día en temáticas de Educación Inclusiva (…), además, poder incorporar el trabajo que están haciendo varias Universidades que son parte de esta red de Educación Superior Inclusiva, como la Universidad de Valparaíso (UV) y la Universidad Santo Tomás (UST) y el objetivo es poder compartir estas buenas prácticas de trabajo en discapacidad y por discapacidad, porque las necesidades son diferentes para esos estudiantes, y las necesidades de los profesores para trabajar con esos estudiantes también son diferentes”. Vianka Dapelo, psicóloga y Académica de la Carrera de Psicología UVM, comentó “la importancia de esta jornada es satisfacer una necesidad muy sentida, por los diferentes actores de la sociedad, especialmente en Educación Superior, que se relacione con instalar prácticas que favorezcan y promuevan la Inclusión, y que estas sean diseñadas desde la diversidad, ya que, es un tremendo desafío que tenemos nosotros en el ámbito de la Educación Superior, donde hay que cambiar la mirada frente a las personas que tienen habilidades diferentes (…), y en la medida en la que nosotros podamos tener las condiciones apropiadas para el desarrollo de talentos diversificados, podríamos generar una sociedad más justa y más equitativa”. María Teresa Hidalgo, Educadora Diferencial y Académica de la Universidad Santo Tomás, indicó “jornadas como esta, aportan significativamente al desarrollo de una cultura Inclusiva, que nos ha costado mucho incorporarla en instancias educativas, que es donde debemos colocar la inquietud por hacer cambios, sobre todo cambios de actitud frente a las personas que están en situación de discapacidad, así que este tipo de actividad aporta enormemente en diferentes ámbitos, ya sea a los estudiantes y a los académicos a entender que los cambios nacen a partir de uno”. María Liberona Muñoz, Coordinadora del Programa de Inclusión de la Universidad Federico Santa María, comentó “el tema de la inclusión de personas en situación de discapacidad es algo que estamos abordando en todas las Universidades, en diferentes líneas, con diferentes tiempos, pero todas tenemos el mismo objetivo, que es minimizar las barreras de accesibilidad, visibilizar el tema entre las Universidades, y actividades como esta ayudan justamente a fortalecer herramientas para poder realizar este tipo de trabajos entre las Instituciones de Educación Superior y con esto ojalá podamos estrechar vínculos entre las Universidades para seguir trabajando juntas”.
Compartir: